Total de visualizações de página

segunda-feira, 23 de agosto de 2010

Volver al futuro: un recorrido por la historia del arte abstracto


Volver al futuro: un recorrido por la historia del arte abstracto
Se exhibe en el Malba la colección Geometría en el siglo XX de la Mercedes Benz y también una selección de abstractos argentinos
Por: Mercedes Pérez Bergliaffa
UN AIRE DE MONDRIAN. "Batería y bajo", de Mathieu Mercier, 2002 La abstracción del siglo XX.
1 de 2
Se trata de construir un comienzo renovado, de la nada, de cero", dice la artista alemana Simone Westerwinter.

Y ella lo intenta por medio de sus obras. Ella y todo un grupo de artistas que, a través de cien trabajos llamativos, inusuales, crean mundos que son, prácticamente todos, de carácter abstracto. De esto se trata la exposición que abrió recientemente en el MALBA: de contar cómo fue naciendo el arte abstracto a lo largo del siglo XX.

Geometría en el Siglo XX en la Daimler Art Collection es el título de la muestra que, por primera vez, exhibe en Argentina parte de la colección de la Mercedes Benz.

Nombres como Jeff Koons, Hans Arp, George Vantongerloo, Andy Warhol, Max Bill, Walter De María, Josef Albers y Mathias Goeritz llegan a Buenos Aires por medio de esta exposición.

"Esta es una selección que está en gira mundial desde hace diez años", explica a Clarín Renate Wiehager, directora de la colección y curadora de la muestra. "En Argentina el arte abstracto tiene una tradición importante. Por eso hicimos para esta muestra una selección especial, en la que integramos de forma muy conciente a los artistas sudamericanos. Con ello intentamos retomar la tradición de los abstractos sudamericanos".

El segundo punto de esta muestra está relacionado con el automóvil: dado que Mercedes Benz es una empresa automotriz, "hemos trabajado con artistas que crearon obras por encargo a partir del tema del auto, como Andy Wharol, Sylvie Fleury, Robert Longo..." Ahora, en el último piso del MALBA, estas obras aparecen reunidas a través de cuatro núcleos temáticos: "Modernismo clásico", "Vanguardia Zero", "Minimalismo en Europa y América" y "Forma, Línea, Espacio": la sección dedicada a obras realizadas por encargo se encuentra aparte.

Hay, además, artistas argentinos cuyas obras integran no sólo la muestra sino también la colección Daimler. Ellos son Zinny/ Maidagán (pareja argentina radicada en Alemania) y Julio Le Parc.

Algunos han visto el arte abstracto casi como algo decorativo.

La curadora responde:

-¿Qué opina sobre las tendencias que desvinculan al arte abstracto de la política?

-Para el público general es más fácil conectarse con temas que son presentados de manera más directa, a través de obras figurativas. Pero hay que tener en cuenta que todos estos artistas abstractos tuvieron conexiones con la Bauhaus; y que allí no se dedicaban sólo a pintar cuadros, sino que creaban porcelanas, edificios, muebles, vestimentas... Y esa era una postura revolucionaria, no decorativa.

-¿Se ve esa postura política en las obras de esta exhibición?

-Muchas de estas obras tienen que ver con la democracia y con la libertad por la forma en que nacieron, por la forma en que ese tipo de arte fue concebido. No muestran luchadores por la libertad, pero sí hablan sobre nuevas ideas, sobre nuevos materiales.
Estas obras quieren dirigirse al observador para que el observador también utilice ideas y objetos nuevos. Muchos temas políticos y sociales pueden tratarse dentro del marco de la abstracción.

-¿Qué es el arte abstracto hoy?

-La evolución de la abstracción es un arte ya realizado con computadoras. Hay una conexión entre Internet, la computadora, la música, el diseño gráfico... En esa conjunción, en esa conexión importante entre la abstracción, la música, el diseño, la danza... Pienso que por ahí va la cosa, que ésa es la tendencia abstracta de hoy en día.

Nenhum comentário:

Postar um comentário